sábado, 10 de enero de 2015

Introducción




Hay cosas que se deben callar por el bien de todos -el bien de uno- y hay cosas que por eso mismo se deben decir.
Compartir:    Facebook  Twitter  Google+

0 comentarios:

Publicar un comentario